La estructura y sus limitaciones

arbol

Y mi semillita se hizo árbol. Parecía que lo había logrado pero en este proyecto todo ha sido aprender, desaprender y volver a aprender.

Llegado este maravilloso momento de auto-realización entré en pánico. Faltaban 3 meses para la exposición comisariada por Juliana Salcedo, donde se exponían proyectos realizados sobre objetos no secuenciales (un retablo ayacuchano por  Juliana Salcedo, un Kavaad por Karishma Chugani, y un retablo europeo por Elena Odriozola). Sus proyectos eran impresionantes y fueron los que me empujaron a apuntarme al taller de Gustavo. Por eso cuando Juliana me invitó a participar con mi árbol me animé a decir que sí a pesar de mis limitaciones.

Todo se complicó cuando al acabar la estructura que veis arriba comencé a iniciarme en el maravilloso mundo del molde. Debía copiar las piezas por las irregularidades de la maqueta y para poder unir los personajes a la estructura. Además se unía que la mayoría de las piezas podían contener burbujas de aire dentro y esto haría que la figura se quebrara al introducirlas en el horno.

El molde requiere de una técnica muy estricta donde las medidas, la humedad y las irregularidades de la pieza que deseamos copiar influye notablemente en cómo realizar las piezas del molde. No es fácil y ya me quedaba poco más de 2 meses.

Antes de llegar a la desesperación y después de tirar a la basura varios trozos de yeso y algunas de las piezas que deseaba copiar decidí que debía comenzar de nuevo. Esta vez probaría una arcilla de secado al aire, así evitaba tener que meter la figura al horno y que pudiera quebrarse.

Por otro lado estaba que debía estudiar bien las medidas de cada pieza para así controlar las conexiones entre recipientes. Decidí que la técnica de pella no era la mejor para esto y empecé a probar con bloques planos cortados. Se alisa la arcilla siempre con el mismo grosor y así se cortan las paredes y las bases de los recipientes, luego se ensamblan entre ellos por medio de barbotina.

Realicé unos patrones con las medidas exactas de cada pieza, podían ensanchar o contraerse un poco pero era más estable que la otra técnica.

patrones-web

Además así podría repetir alguna pieza si era necesario.

Para poder unir las figuras de mis personajes y la ornamentación a la estructura debía trabajar con mucha prisa porque en cuanto esta arcilla toma contacto con el aire comienza a solidificarse y a las horas ya no se puede trabajar bien con ella. Y había otra dificultad: la textura es totalmente distinta. La arcilla de secado al aire es más difícil de modelar, se parece a una masa de pan, es muy plástica y los detalles son más difíciles de marcar… aprender, desaprender y volver a aprender.

Cada piso del árbol debía hacerlo entero en el mismo día, hacer personajes, ramas y estructura juntas para que todo se secara al mismo ritmo.

Anuncios